Playa Abierta en Salina Cruz, Oaxaca, México.

29 de febrero de 2024

Libro electrónico gratis:<br>Federico García Lorca Antología selecta
Libro electrónico gratis:
Federico García Lorca
Antología selecta
Libro electrónico gratis:<br>Manuel Payno Los bandidos de Río Frío
Libro electrónico gratis:
Manuel Payno
Los bandidos de Río Frío
Libro electrónico gratis:<br>Calderón de la Barca La vida es sueño
Libro electrónico gratis:
Calderón de la Barca
La vida es sueño

En Salina Cruz, Oaxaca, México hay una refinería de petróleo, un puerto de altura y el tren interoceánico de pasajeros y carga entre Salina Cruz y Coatzacoalcos, Veracruz, México.

En Salina Cruz también hay varias playas, una de ellas es Playa Abierta. Recientemente se construyó un malecón a lo largo de Playa Abierta.

A Playa Abierta se puede llegar caminando desde el centro de Salina Cruz.

En Salina Cruz hay aeropuerto y hay vuelos desde la Ciudad de México. Desde la Ciudad de México también hay autobuses que van hasta Salina Cruz.

La carretera entre la ciudad de Oaxaca y Salina Cruz no es apta para cardiacos. Como la carretera atraviesa la sierra son 4 horas de curvas, curvas y más curvas a orillas de desfiladeros que no se les ve el fondo...

De la ciudad de Oaxaca salen unas camionetas del transporte público (combi, suburban, urban, sprinter) de la empresa Xhuncos que van a Salina Cruz. La terminal de la empesa Xhuncos está en el Periférico casi esquina con Antonio Caso en la colonia José Vasconcelos, por el crucero de los 5 señores.

En las cercanías de Salina Cruz hay otras playas: la Ventosa, Playa Escondida, Playa Azul, Playa Brasil, las Escolleras, etc.

En la playa la Ventosa se fabricaron barcos que se utilizaron en la exploración del Océano Pacífico y sus costas y permitieron el descubrimiento de la Península de Baja California, las Islas Marías, la Isla Revillagigedo y la Isla Socorro.

En el año 1524 el conquistador Hernán Cortés ordenó construir en la playa la Ventosa dos barcos para explorar y conquistar los mares del sur. Pero fue hasta el año 1529 que el Rey de España le otorgó el permiso para esas acciones.

En el año 1532 finalmente los barcos se hicieron a la mar bajo el mando de Diego Hurtado de Mendoza y Juan de Mazuela. La expedición logró descubrir las Islas Marías.

Navegando por las costas del Océano Pacífico la expedición solicitó el apoyo de Nuño Beltrán de Guzmán, Capitán General de Nueva Galicia y enemigo de Hernán Cortés. Nuño Beltrán de Guzmán negó el apoyo. Más aún Nuño Beltrán de Guzmán se apoderó del barco barco bajo las órdenes de Juan de Mazuela e hizo prisionera a su tripulación.

El otro barco, bajo las órdenes de Diego Hurtado de Mendoza, evitó ser capturado por Nuño Beltrán de Guzmán y continuó navegando hacia el norte. Nunca más se supo de ellos... Se sospecha que naufragaron en las costas de Sinaloa.

En el año 1533 el conquistador Hernán Cortés se mudó a Tehuantepec y desde ahí supervisó la construcción de otros dos barcos para explorar los mares del sur en la Playa la Ventosa.

De la Playa la Ventosa partieron dos expediciones: una encabezada por Hernando de Grijalva y otra por Diego Becerra. Hernando de Grijalva navegó hacia el oeste para descubrir y tomar posesión de las islas Revillagigedo y Socorro. De ahí Hernando de Grijalva regresó a Acapulco y luego a la Playa la Ventosa

Por otro lado, uno de los objetivos de Diego Becerra era saber qué había pasado con Diego Hurtado de Mendoza, su tripulación y su barco. La expedición de Diego Becerra no tuvo tanta suerte. Hubo un motín a bordo y Diego Becerra fue asesinado. Fortún Jiménez tomó el control del barco y continúo navegando hacia el norte llegando hasta la actual ciudad de La Paz, en el actual Estado de Baja California Sur, descubriendo con ello la península de Baja California.

En Baja California Fortún Jiménez y su tripulación cometieron abusos contra los indígenas que habitaban la zona: robos, asesinatos, violaciones, etc. Los indígenas respondieron a las agresiones y asesinaron a Fortún Jiménez y parte de su tripulación.

Los exploradores sobrevivientes huyeron de la zona y su barco terminó naufragando en la Bahía de Chametla, en el actual Estado de Sinaloa. Tras el naufragio, Nuño Beltrán de Guzmán se apoderó de los restos del barco.


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2024 Alain García
albegago@hotmail.com
Twitter: Youtube @feesgo
YouTube Youtube
El vínculo a este documento es:

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp Rss

Puedes apoyar a este sitio invitándome a comer...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Política de Privacidad