Paco Ignacio Taibo II: Sueños de Frontera

Hace algunos 5 o 6 años se estrenó una película mexicana llamada Días de Combate; el guión de esta obra estaba basado en una novela homónima de Paco Ignacio Taibo II. Aunque no fuí a ver la película, a partir de ese momento me entró la curiosidad por leer algunas historias, numerosas al parecer, de Héctor Belascoarán Shayne, el personaje principal de la película. Un Sherlock Holmes mexicano en el fin de siglo.

Belascoarán Shayne es un detective privado, defeño, que pareciera a primera vista que la vida lo ha tratado mal: está tuerto, lleno de heridas de otras batallas, comparte su oficina con un electricista y su esposa lo abandonó. A pesar de esto, conserva sus convicciones, su arrojo y su voluntad para vivir, además de que le sobra un poco para resolver los casos que se le presentan. No se detiene ante la adversidad.

En sueños de frontera, Belascoarán es contratado por la hija de una actriz de cine que busca deseperadamente a su madre, recientemente desaparecida . La desaparecida resulta ser una antigua compañera-amante de nuestro héroe durante sus años preparatorianos

Rastrea a la actriz, Natalia Smith Corona, hasta la frontera norte para descubrir que se trata de un caso mucho más complejo en el que están involucrados el narcotráfico y la prostitución.

Taibo retoma elementos de la vida cotidiana para hacer su historia (el incluso advierte: "el resultado es esta frontera medio rara de la que soy responsable yo como la realidad, dejémoslo a medias"). El anécdota central , creo yo, es el famosísimo Rancho el Búfalo, propiedad de Caro Quintero y que se localizaba en Chihuahua.

Para los neófitos en la historia del Narcotráfico en México, o para cualquier extranjero que llegara a leer esto, Caro Quintero era el principal contrabandista de Marihuana allá por mediados de 1980. En sus épocas de gloria, además de robarse a una sobrina del gobernador de Jalisco, decidió crear un rancho dedicado exclusivamente a la producción de Marihuana, utilizando la tecnología de punta, que ya los productores de jitomate en Sinaloa hubieran querido. El resultado fue el Rancho el Búfalo

Este rancho era el pináculo en la organización de las fuerzas productivas para el cultivo de droga. Utilizaba todos los posibles recursos tecnológicos y humanos (tractores, silos, irrigación por dispersores, etc.) para cultivar Marihuana. El Rancho operó hasta que la autoridad lo "descubrió" y decidió acabar con él.

Fué durante su existencia un secreto sólo para el gobierno mexicano, auque esto no significaba que la policía o el ejército lo resguardaran o fungieran como capataces

El rancho tuvo que ser destruído sólo después de que Enrique Camarena Salazar, agente de la DEA, lo "descubriera" y lo denunciara. Este sólo hecho le costó la vida; en su asesinato supuestamente se involucraron personajes de alta jerarquía en el Gobierno Mexicano (entre ellos Manuel Barlett, ex gobernador de Puebla, ex secretario de Gobernación y precandidato a la presidencia de la República por el PRI en 1999).

Taibo no refiere directamente al anécdota, sino que crea una historia alrededor de las consecuencias sociales de la operación de El Búfalo: tantos hombres trabajando en medio de la Sierra Chihuahuense necesitan satisfacer sus necesidades primarias, no son de palo. Con este fin los administradores del Rancho contactan a un productor de Televisa, Lisardo Torres, con el fin de que reclute a un ejército de pirujas (putas, meretrices, prostitutas) para la naciente y pujante ciudad que aparece alrededor del Rancho

Natalia, la actriz desaparecida se involucra en el tráfico de putas, lo que motiva que se de una escapadita a la frontera para continuar con el arduo reclutamiento... aunque no le avisó ni a su hija generando muchas sospechas. Aunque de la trata de blancas Natalia pasó al tráfico de drogas, lo que la llevó a meterse en más problemas.... que Belascoarán se encarga de resolver.

Junto con esta sencilla historia se mezclan varios anécdotas fronterizos que enriquecen el relato: el chino que cruzó 7 veces la frontera en un sólo día; las guerras narco-policiacas (léase policías y narcos contra policías y narcos; no se confundan con policías vs narcos); el colapso social a raíz de la desaparición de todas las putas en la sierra zacatecana; las brigadas xenofóbicas integradas por norteamericanos que intentan frenar el flujo de inmigrantes, etc.

A esto hay que añadirle comentarios bastante divertidos:

en Chihuahua ve Belascoarún "la estatua de un conquistador irresponsable, que señalaba con el dedo el suelo diciendo 'Aquí hay que fundar una ciudad'. La justicia histórica estaba en que la estatua estaba cagada de palomas"

Otro, acerca de la desparición de las prostitutas en Zacatecas:

"Ante el aumento incontenible de la masturbación entre la población masculina de la región, el cura de Sombrerete se lanzó un rollo dominical sobre el onanismo interpretado por sus feligreses como una diatriba en contra de los enanos de la ciudad, los cuales, sin deberla ni temerla, tuvieron que emigrar a mejores tierras ante la agresión del culero sacerdote"

Esto es sólo una pequeña muestra del contenido del libro. Espero que te animes y lo leas. No tardas más de dos horitas.

Bibliografía

Paco Ignacio Taibo II, Sueños de Frontera, México, Pomexa, 1991.


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2019 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
Twitter: @feesgo
El vínculo a este documento es:

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp Rss

Puedes apoyar a este sitio invitándome a comer...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Política de Privacidad