Ajustando cuentas con el pasado

mayo de 2011

En mayo de 2001 durante una gira por España el secretario de Relaciones Exteriores de México, Jorge Castañeda, anunció la necesidad de crear una especie de comisión de la verdad que se encargara de investigar al régimen priísta que señoreó estas tierras durante 71 años.

Se trataba de investigar particularmente hechos como la matanza del 2 de octubre, la guerra sucia en los 70's contra la guerrilla urbana y campesina, la corrupción evidente del período, etc. con el fin de castigar o al menos señalar y condenar al oprobio público a los culpables.

Pese a la distancia, el pronunciamiento de Castañeda se conoció pronto en México... Algunos analistas se frotaban las manos ante la posibilidad de ajustar las cuentas con el pasado, otros desconfiaban de la sinceridad del pronunciamiento.

Comenzaron a correr rumores al respecto: que se iba a empezar abriendo la coladera del FOBAPROA y la corrupción durante el sexenio de Ernesto Zedillo y Carlos Salinas.

También se decía que al interior del gobierno había posiciones encontradas a respecto: Santiago Creel, Secretario de Gobernación, se oponía a comenzar la casa de brujas ya que podía poner en riesgo la estabilidad política. Por otro lado estaba Adolfo Aguilar Sínzer, Consejero de Seguridad Nacional, que estaba ansioso por iniciarla y castigar a los represores y corruptos.

Sin embargo, no es el momento para abrir un segundo frente de batalla. Con el gobierno Foxista parece que va en serio la lucha contra los cárteles del narcotráfico mexicano: los decomisos de droga han aumentado exponencialmente y las detenciones de grandes capos se han vuelto cosa común. Hemos visto por ejemplo la detención de Gilberto García, miembro importante del Cartel del Golfo asentado en Tamaulipas; la detención del ex-gobernador de Quintana Roo Mario Villanueva Madrid, quien se presume apoyó al Cartel de Ciudad Juárez en el traslado de la droga; la detención de Alcídes Magaña El Metro; etc.

El gobierno ya tiene un frente de guerra: el narcotráfico. La respuesta del narcotraficante aun no se ha dejado sentir, o al menos no nos hemos enterado de ello, pero es claro que no están mancos ni tullidos para quedarse con los brazos cruzados y ver como su negocio se desvanece.

Comenzar una guerra frontal en contra de los priistas en este momento no sería lo más recomendable. Tal vez se deba pensar en desarticular o al menos debilitar a los grandes carteles de la droga en México para luego sí, ir con todo al ajuste de cuentas con el pasado.


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2020 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
Twitter: @feesgo
El vínculo a este documento es:

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp Rss

Puedes apoyar a este sitio invitándome a comer...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Política de Privacidad