Futuro jurídico y político de Hong Kong

16 de septiembre de 2002

En el año de 1839 inició la primera guerra del opio entre Inglaterra Y China. La consecuencia directa de esta guerra fue la apertura y liberalización comercial de algunos puertos chinos para el comercio con los ingleses y sus mercancías. Este hecho quedó formalizado mediante el tratado de Nanjing de 1842.

En este tratado se establecían los siguientes puntos:

En 1997 se cumplieron los 155 años de dominio inglés sobre Hong Kong, por lo que fue tiempo de que los británicos lo devolvieran a China. La devolución tuvo cierto orden gracias a la buena voluntad de ambas naciones, que se expresó en la Declaración Conjunta del Gobierno de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y el Gobierno de la República Popular de China sobre la cuestión de Hong Kong, firmada el 19 de diciembre de 1984. Esta declaración fue el acuerdo inicial entre Inglaterra y China para el futuro jurídico y político de Hong Kong

La Declaración se complementa con 3 anexos, el más importante es el primero de ellos (Elaboration by the Government of the People's Republic of China of its Basic Policies Regarding Hong Kong) en el cual especifica la actitud que tendrá China con respecto a Hong Kong con el objetivo de preservar la prosperidad y el dinamismo económico de la isla.

Para llegar a un acuerdo entre Inglaterra y China el punto de partida fué considerar a Hong Kong como un territorio con soberanía dividida; este concepto se utiliza para describir la situación en la cual la soberanía ejercida sobre un territorio se realiza por parte de dos Estados al mismo tiempo. Siguiendo con este argumento, el Reino Unido poseyó la soberanía efectiva mientras que China mantenía la soberanía titular o residual, que en última instancia garantizó la recuperación de Hon Kong ya que China era quien poseía el derecho determinante para diponer del territorio.

China siempre mantuvo la posición de que a pesar del control de facto que tenía el Reino Unido sobre Hong Kong, esto no significaba que tenía el derecho para la posesión permanente.

La idea detrás de la reunificación entre China y Hong Kong se resume en el concepto de un país dos sistemas. Esto, recordemos, debido al régimen económico existente en China (comunismo) y el de Hong Kong (capitalismo de libre mercado).

China otorgó un amplío margen de autonomía a Hong Kong durante 5 años (de 1997 al 2002) Hong Kong se incorporá a China con la categoría de ZONA DE ADMINISTRACION ESPECIAL. Este status tendrá un a duración de 50 años y tendrá como fin la preservación del sistema social, económico y de vida de Hong Kong.

Como Zona de Administración Especial, Hong Kong tendrá el derecho de establecer sus propias leyes (siempre y cuando no contravengan a la constitución china) y su máxima ley será la Ley Fundamental. Al momento de la devolución los ciudadanos de Hong Kong adquiririeron automáticamente la ciudadanía china, except olos que gozaban la condición de British Dependent Territorial Citizens, que adquirieron la condición de British National Overseas.

Uno de los problemas a los que se enfrenta Hong Kong tras la reunificación es con respecto a a su política exterior. Según la Declaración Conjunta la representación de Hong Kong frente al resto del mundo será a través de China; la propia constitución china señala que las Zonas de Administración especial no tendrán autonomía ni militar ni en materia de política exterior.

El problema radica en que el Reino Unido concedió amplios margenes de maniobra internacional a Hong Kong, al grado de que Hong Kong es miembro de diversos organismos internacionales en los que China no tiene participación alguna.

Hong Kong contará con sus propios poderes ejecutivo, legislativo y judicial; tendrá la facultad de recolectar los impuestos y podrá ejercer su presupuesto de forma independiente.

Pese a que en la Declaración Conjunta se contemplaron los posibles problemas o dificultades a las que se podría enfrentar China durante el proceso de devolución, hay un asunto que no quedó contemplado. Tanto China como el Reino Unido se olvidaron de la población nativa ñEstuvieron de acuerdo en reincorporarse a China? ñno preferirían constituirse com un Estado independiente siguiendo el ejemplo de Singapur? La opinión del pueblo de Hong Kong no fue considerada para llevar acabo la devolución, quizás hubiera sido necesario efectuar un referéndum para que los habitantes de Hong Kong decidieran su futuro (tal y como sucedió con Alsacia y Lorena o el Sahara Occidental).

Tras la devolución de Hong Kong, China quizás se sienta con el derecho a recuperar Taiwan (la República de China / Formosa) lo que acarrearía grandes tensiones en esa zona del mundo.


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2014 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
El vínculo a este documento es:
http://www.alaingarcia.net/ensayos/hof.htm

Suscribase a nuestro RSS

Puedes apoyar a este sitio regalándome una c3rvez4