CRONICAS DE LA INTRASCENDENCIA:
LOS MASAJES DEL AVISO OPORTUNO

13 de noviembre de 2003

En sus libros "Sitios de Rompe y Rasga de la Ciudad de México" y "Lugares de Gozo Retozo y Desahogo en la Ciudad de México", Armando Jiménez nos presenta reseñas de lugares como salones de baile, cantinas, hoteles de paso, congales, cárceles, bares, casas de citas, pulquerías, etc.

Desdichadamente la mayor parte de los sitios que menciona ya están cerrados desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, cuenta las hazañas y habilidades de la MATILDONA, famosa meretriz entrada en carnes. Pero esa señora, citando a Jiménez, ya se fue a ver crecer las zanahorias por abajo desde hace muchos años.

Otro lugar citado por Jiménez, la calle del Organo, sitio de encuentro con meretrices, no aparece siquiera ya en los mapas. De los lugares reseñados por Armando Jiménez son solo unos cuantos los que aún permanecen abiertos.

Los libros de Armando Jiménez son una excelente fuente de historias y anécdotas, pero no sirven de guía para los noctámbulos y los libertinos contemporáneos.

Es necesario actualizar la información. Inspirado por estos libros de Armando Jiménez, les presentó mi aportación a la serie con información actualizada.

Periódicos de la ciudad de México como EL UNIVERSAL o LA PRENSA tienen una sección de avisos de ocasión. Como toda sección similar, aparecen anuncios de empleos, venta de autos, renta de casa, talachas, permutas, etc...

Una sección parece muy popular: todos los días hay anuncios (hasta con fotografía) y sorprendentemente durante los fines de semana esta sección logra abarcar una plana completa...

Es la sección de MASAJES... ¿por qué hay tantos anuncios de masajes? ¿mucha tensión en el D.F.? ¿muchos deportistas con problemas musculares? Para nada.

Es un secreto bien conocido que detrás de los anuncios de masajes están sexoservidoras y casa de citas... Para apelar a la verdad, la sección de masajes debería llamarse mejor SEXOSERVICIO...

Da risa que los verdaderos negocios de masajes que aparecen en esta sección se molestan en aclarar: NO SEXO.... o MASAJE TERAPEUTICO. Para evitar malentendidos.

Y si, podemos ver en esta sección anuncios como:

"Anet la mejor chica de Mexico, radiante, jovencita, universitaria, sin inhibiciones, belleza inigualable, $2,000, 24 hrs. Tel. X"

o

"MIMOSITAS Solo exigentes. Shows continuos. Atrevete. Cerca del metro Xola. Tel. x"

o

"Paulina. Edecán, cara bonita, trato directo, 23 años, $500.00, tel. x"

o

"Jovencitas, hijas de familia, colonia del valle, tel. x."

o

"Brandon, 22 cm de placer, atlético, moreno, no obvio, ex-militar, interactivo, ardiente, superdotado, tel. x"

Sabiendo que la sección masajes del aviso oportuno en realidad anuncia sexoservicio, muchos lo consultan en busca de aventuras...

Para ellos, hay algunas cosas a tomar en cuenta.

Si alguien se molestara en analizar los anuncios descubriría que, por ejemplo:

"Paulina. Edecán, cara bonita, trato directo, 23 años, $500.00,"

y

"Lotzy, bonita, ojos verdes, piernudita, pompuda, cuerpo escultural, besos caricias."

Tienen el mismo teléfono... ¿trabajarán juntas? ¿compartirán departamento?

Lo raro comienza cuando Lotzy, Paulina, Tifany, Luisa, Nancy, y otras tantas tienen el mismo número telefónico... ¿vivirán en una vecindad y les pasará los recados el encargado de la tlapalería?

Las cosas comienzan a ponerse más turbias cuando al hablar a diferentes números teléfonicos de supuestamente diferentes chicas contesta la misma persona...

¿Qué es lo que pasa?

Pues que varios anuncios corresponden al mismo leonero, al mismo burdel... apelando a la ley de las probabilidades no se conforman con pagar un anuncio y prefieren comprar 10 de un jalón (¿les harán descuento?).

Muchos anuncios los ponen novatas: a la comadre se le ocurrió acompletar el gasto regenteando una casa de masajes, una casa de citas. El primer paso fue convencer a su comadre y a la vecina del 2 para que le entrarán. El segundo paso fue poner anuncio en el periódico (¡Vivan los microchangarros!, Chente Fox dixit). A los clientes los atienden rigurosamente en hoteles, pues no tienen un nidito de amor para recibirlos.

Otros anuncios son de agencias un poco más organizadas. Contratan chicas, contratan madrinas (guardaespaldas) y ponen su anuncio. Pero igualmente a los clientes los atienden rigurosamente en hoteles.

Y otros anuncios pertenecen a agencias en pleno crecimiento... quizá originalmente fue un negocio de comadres que si funcionó y al ver los resultados se animaron a acondicionar la cocina o el garage para atender a sus clientes.

Ante la competencia de los improvisados, las casas de citas de abolengo, las de rancia tradición, de vez en cuando se animan a poner su anuncio... aunque corren el riesgo de que caiga al negocio cualquier hijo de vecino a causar problemas.

También ocurre que vivales ponen sus anuncios para atrapar incautos... para robarlos en el cuarto del hotel o extorsionarlos con eso de que: "que pensara tu mamacita santa al saber que andas de caliente con las putas..."

Finalmente hay chicas que trabajaron para alguien y decidieron independizarse... O al mejor no decidieron independizarse sino que las corrieron de donde trabajaban por infectarse de alguna enfermedad exótica...

Si uno se anima a hablar a los masajes (a pesar de lo señalado arriba) contesta un "chica". Esta "chica" se encarga de describir los servicios. Cito una conversación de rigor:

La agencia: "¿Bueno?"
El cliente: "Estoy en interesado en los servicios"
La agencia: "Mira el servicio te cuesta X pesos, consta de masaje, motivación oral y relación con una chica. Tenemos ahora una promoción de dos chicas por el precio de una."
El cliente: "¿Qué? ¿no son masajes de verdad?"
La agencia: pip, pip, pip, pip, pip (onomatopeya para expresar que te colgaron)

Segundo intento:

La agencia: "¿Bueno?"
El cliente: "Estoy en interesado en los servicios"
La agencia: "Mira el servicio te cuesta X pesos, consta de masaje, motivación oral y relación con una chica. Tenemos ahora una promoción de dos chicas por el precio de una. Tienes que instalarte en un hotel de x o y zona y cuando estés instalado nos hablas"

Hay agencias de masajes que tienen instalaciones, otras no. Los viejos lobos de mar recomiendan elegir los servicios de las agencias con instalaciones.

Cuando no hay instalaciones la cita es un hotel céntrico... el costo del cuarto es a costa del cliente (250 o 600 pesos más... vayan sumándole). Además el cliente debe de pagar el taxi de la chica (50 pesos más) y sus honorarios.

Recibir a chicas en un hotel puede ser conflictivo. Como todavía no hay video-teléfonos, el cliente no puede elegir, no puede ver a quien está contratando... así quizás sea su día de suerte y reciba a un monumento de mujer. Pero las posibilidades de recibir a una araña son mayores... sólo recuerden que en la intimidad del cuarto del hotel nadie puede oirlos gritar.

"¿Qué pasó? ¿no que me iban a mandar una extranjera? Si, la que me mandaron no habla español... pero ¿desde cuando Chiapas se independizó? ¿desde cuando Chiapas no pertenece a México?"

Los problemas empiezan si la chica que enviaron no es del agrado del cliente. En estos casos los clásicos recomiendan:

  1. NO PERMITIR QUE ENTRE AL CUARTO.
  2. Hablar a la agencia y solicitar un remplazo
  3. Encomendarse a Dios para que manden una nueva chica y no a una madrina (golpeador) que quiera convencer por las buenas o por las malas de las bondades de la damisela recibida.

Si el cliente tiene suerte, le pagará el taxi a la chica que llegó y el taxi a la chica que vendrá... Eso si, los 200 pesos por el servicio que prometían en el periódico se convierten en 600 pues "te vamos a mandar una modelo..."

Si el cliente tiene mala suerte, tendrá que resignarse a perder su lana (dinero) o arriesgarse a hacerse acreedor a una golpiza por hacerle perder el tiempo a la chica y herir sus sentimientos. En estos casos no hay por que desanimarse. No todo está perdido: se puede aprovechar la ocasión para ver los canales porno que tenga contratado el hotel.

Tampoco hay que confiarse demasiado si la agencia de masajes presume de tener instalaciones. Me he enterado de casos en que las instalaciones se limitan a un cuarto de baño, ( con excusado, regadera y lavamanos...¡ pero sin cama siquiera! ). En estos casos uno no solo se arriesga uno a pescar una infección venérea, también puede agarrar un pie de atleta de antología.

O tienen instalaciones pero muy descuidadas... sucias. Por ejemplo la sábana está llena de manchas ¿no usarán un buen blanqueador?. O de plano entre faena y faena no cambian las sábanas y hasta condones usados se llegan a ver en el cenicero... Uffff.

También ocurre, como buen tugurio, que en las instalaciones hay que darle lana a medio mundo: al tipo que recibe al cliente en el estacionamiento a cambio de que se lo cuide (aunque no lleve coche); al tipo que te abre la puerta; al encargado del guardarropa; al chavo que "barre" el cuarto antes de que el cliente entre... a veces hasta cover hay y si no se paga las chavas no salen.

Las instalaciones no son garantía de librarse de asaltos. Como se mueve mucho dinero, de tiempo en tiempo a algún osado ladrón se le ocurre asaltar el negocio... me contaron un caso donde el cínico asaltante se atrincheró en el burdel para desplumar a todo aquel que llegara. Y si, como iban llegando los iban esquilmando.

También he conocido de casos de extorsión. El cliente al salir de las instalaciones es abordado por policías (de los azules o judiciales) que lo quieren chamaquear con aquello de que la prostitución es delito y lo van a remitir a la delegación... Nada más falso, conozcan sus derechos y háganlos valer.

Si no funciona aquello de que la prostitución es delito, lo clásico es apelar a lo sentimental: "a ver joven, que pensaría su mamacita santa al saber que anda de caliente con las putas..."

Eso si, las agencias de masaje con instalaciones tienen la ventaja de que el cliente puede elegir con quien pasar... o de plano cambiar de opinión y decidir no hacerlo.

Si pese a todo esto aún tienen la intención de utilizar el aviso oportuno en busca de aventuras, van algunos consejos:

  1. De preferencia ve acompañado.
    Si vas acompañado no pasen juntos al servicio. Uno debe quedarse esperando, cuidando, y otro pasa al servicio. (Un tip extra: la persona que se quede esperando puede hacerse pasar por guigui, por embaucador, y llevarse una bonita comisión. Es un derecho, exígela al administrador. De nada.)
  2. Si vas solo avísale a alguien de confianza a donde vas y con quien. Dale el número telefónico de la agencia que contactaste, la dirección de sus instalaciones o del hotel en que se citarán. NO está de más rematar con un: "si en una hora no salgo..."
  3. Carga solo el dinero exacto para el servicio, el hotel y el taxi.
  4. Si usas auto, no uses el estacionamiento del lugar. Mejor estaciona tu coche en un lugar público.
  5. No lleves objetos de valor como relojes, cadenas, etc. Si, ya sé que los rolex excitan a las chavas.... pero acá no te hará falta para que la chica de tus sueños termine en tus brazos siempre y cuando lleves el dinero suficiente.
  6. Hazle caso a tu intuición... si no confias en la honorabilidad del servicio, recházalo.
  7. Práctica el sexo seguro.

Sitios de interés:

La Merced

El callejón de Manzanares

La calle de Sullivan

El Teatro Colonial

Los masajes del aviso oportuno

Sobreviviendo a un tabledance

Fotos de la Merced

Conasida (Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA )

Manual de uso correcto del condón

Más información sobre enfermedades de transmisión sexual


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2014 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
El vínculo a este documento es:
http://www.alaingarcia.net/agcronicas/masajes.htm

Suscribase a nuestro RSS

Puedes apoyar a este sitio regalándome una c3rvez4