El Ecocidio detrás de PROCAMPO

30 de julio de 2009

El PROCAMPO no sólo ha sido un botín para los políticos mexicanos y sus familiares.

También ha significado la destrucción de bosques, selvas y manglares a lo largo del país.

El PROCAMPO otorga dinero por cada hectárea sembrada.

Ante esa lógica muchos campesinos y comunidades han destruido sus bosques, selvas y manglares para obtener el apoyo económico otorgado por Procampo.

Un ejemplo: hace 20 años el pueblo de Joquicingo en el Estado de México estaba rodeado de bosques.

Ahora esos bosques han sido destruídos y sustituídos por tierras de cultivo de temporal poco productivas.

Abajo se muestra la imagen satelital de Joquicingo y sus alrededores. Se puede ver claramente el contraste entre las tierras de cultivo alrededor de Joquicingo y los bosques del Parque Nacional Lagunas de Zempoala.

Símbología:

Utilice el botón para acercar.

Utilice el botón para alejar.

Utilice los botones para desplazarse por el mapa.

El globo Azul indica la ubicación de Joquicingo. A la derecha (este) se localiza el Parque Nacional Lagunas de Zempoala.

¿Qué alternativa tienen los campesinos? Sería interesante explorar las posibilidades que ofrece el mercado de bonos de carbono.

Con el mercado de bonos de carbono los campesinos y las comunidades pueden recibir dinero CONSERVANDO SUS BOSQUES, SELVAS Y MANGLARES.

A lo largo del mundo hay proyectos de reforestación y conservación financiados gracias al mercado de bonos de carbono.

Sitios de Interés

El mercado de bonos de carbono

Procampo financia narcos y familiares


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2014 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
@feesgo
El vínculo a este documento es:

Puedes apoyar a este sitio invitándome a comer...